fbpx
En México, el asma afecta entre el 5% y 12% de la población
En México, el asma afecta entre el 5% y 12% de la población
9 mayo, 2019
Radioepitelitis, efecto secundario de la radioterapia que desaparece
Radioepitelitis, efecto secundario de la radioterapia que desaparece
17 mayo, 2019

Cirugía de mínima invasión, preferente para atender la trombosis venosa profunda

Cirugía de mínima invasión, preferente para atender la trombosis venosa profunda

El uso del AngioJet o el Ekos para el tratamiento de la trombosis venosa profunda son dos de las técnicas de mínima invasión existentes con mejores resultados, aseveró el Dr. Julio Alberto Escalante García, Angiólogo, Cirujano Vascular y Endovascular durante las sesiones académicas que se imparten en el Hospital San José de Querétaro.

Recordó que la trombosis venosa profunda se presenta cuando se forma un coágulo en la circulación sanguínea y que afecta principalmente a las venas de las extremidades inferiores.

Cirugía de mínima invasión, preferente para atender la trombosis venosa profunda

El Dr. Julio Alberto Escalante recalcó que este padecimiento se presenta más en hombres de entre 60 y 80 años, aunque existen factores de riesgo de padecerlo desde los 45 años de edad; en el caso de las mujeres, este riesgo se presenta mayormente en edad fértil, siendo el embarazo uno de los factores concomitantes, así como el uso de anticonceptivos tomados. También las mujeres en edad menopáusica suelen incrementar el riesgo por el uso de terapias de reemplazo hormonal.

El especialista en cirugía Vascular y Endovascular comentó que el trombo se forma por la agregación de células de manera disfuncional, lo que provoca la llegada de plaquetas (encargadas de la coagulación) que, de manera anómala o alterada hacen que se forme el conglomerado y se ocluya la vena.

Entre los síntomas de la trombosis venosa profunda se encuentran el dolor intenso en la extremidad, inflamación, cambios de coloración y temperatura; lo que indica que existe un coágulo o trombo, el cuál debe atenderse casi de manera inmediata, ya que este puede migrar a un lugar cercano al corazón, pudiendo provocar una embolia pulmonar.

El Dr. Escalante García indicó que entre las complicaciones más comunes por no atender a tiempo esta trombosis se cuentan la flegmacia, cuando de manera masiva se ocluyen las venas, provocando una inflamación excesiva que también deja a las arterias ocluidas, lo que puede derivar en la pérdida de la extremidad. Otra es la gangrena venosa, que generalmente se presenta en personas con problemas avanzados de cáncer o que llevan mucho tiempo en terapia intensiva.

Como tratamientos electivos para atender la trombosis venosa profunda, explicó el Dr. Escalante García, existen la trombectomía, que consiste en remover el trombo con cirugía abierta, llegando a la vena correspondiente y extrayendo el trombo por medio de catéteres; y el uso de técnicas como la farmacomecánica, donde destacan el AngioJet y el Ekos.

Cirugía de mínima invasión, preferente para atender la trombosis venosa profunda

El Dr. Julio Alberto Escalante resaltó que el AngioJet y el Ekos, son terapias completamente viables en México para las cuales únicamente se requiere hacer una punción y por medio de catéteres acceder a la localización del trombo donde:

Cuando se hace uso del AngioJet, se aplica un fármaco trombolítico que fragmenta el coágulo y luego a través del catéter se inicia un proceso de aspiración y extracción, siempre con la debida recuperación de volumen sanguíneo.

El Ekos es un catéter que emite ondas de vibración (por ultrasonido), a modo de rotomartillo, que hace que el trombo se fragmente hasta que se convierta en pedazos que pueda desechar el cuerpo sin riesgo alguno.

El cirujano vascular y endovascular explicó que el uso del Ekos o AngioJet dependerán mucho tiempo de la presentación de los síntomas, la localización del trombo, la evolución del paciente y su historial clínico, pero aseguró que ambos sistemas funcionan adecuadamente y no representan riesgo alguno.

Enfatizó que siempre es preferible el tratamiento de mínima invasión debido a que, si bien el costo de los insumos representa un gasto mayor, la pronta recuperación permite una mejor calidad de vida para el paciente.

Cirugía de mínima invasión, preferente para atender la trombosis venosa profunda

Entre las ventajas para el uso del AngioJet o el Ekos destacó que sólo es una punción por lo que se requiere menos tiempo de hospitalización y recuperación, así como que existe un menor riesgo de infección o complicaciones. Dijo que no es un procedimiento completamente ambulatorio debido a que hay que observar en las primeras horas que el paciente no se vuelva a trombosar luego del procedimiento. Agregó que el manejo posoperatorio no requiere dietas, ejercicios o medicamentos especiales, salvo los anticoagulantes que determine el médico.

Para conocer más de la trombosis venosa profunda o del uso del AngioJet o el Ekos, puedes acudir con el Dr. Julio Escalante en el consultorio 514 de la Torre 1 del Hospital San José de Querétaro, o bien visitar la página de Facebook de Váscular Care, donde también podrás contactar con él. También puedes conocer más de la trombosis venosa profunda en este enlace.

A %d blogueros les gusta esto: