fbpx
diagnóstico de la sepsis
La importancia de un diagnóstico rápido en la sepsis
26 julio, 2018
estudio de mastografía
La importancia de realizarse la mastografía
1 agosto, 2018

¿Para qué sirve el examen coproparasitoscópico?

examen coproparasitoscópico

El examen coproparasitoscópico, consiste en un estudio de laboratorio con el cual se hace  un análisis de la materia fecal, con el objetivo de detectar la existencia de parásitos intestinales.

Las parasitosis intestinales son las infecciones más frecuentes en las personas; no obstante, los niños suelen ser los más afectados. Entre los parásitos más frecuentes que afectan a niños se encuentran:

  • Giardia. Se da comúnmente en las zonas urbanas, y daña al intestino delgado. Su principal manera de contagio es por lavar verduras y frutas con agua contaminada, también por llevarse las manos a la boca al haber estado en contacto con superficies contaminadas.
  • Ascaris. Se transmiten al ingerir los huevecillos fecundados del parásito, éstos llegan al estómago a través de las manos, de verduras y frutas contaminadas con tierra.
  • Oxiuros. Se caracteriza por vivir sólo en los seres humanos. Se adquieren al ingerir los huevecillos de los parásitos. Éstos crecen dentro de los intestinos hasta ser parásitos adultos, los cuales se instalan ahí y con el tiempo son eliminados mediante la materia fecal.

 

 

 

 

 

 

Asimismo, los niños pueden tener infección por amebas, así como otros parásitos debido a la manipulación de mascotas y no lavarse las manos posteriormente.

Los síntomas pueden ser:

  • Gases.
  • Diarrea.
  • Dolores o cólicos intestinales.

Para realizar este examen coproparasitoscópico, se necesita una muestra de materia fecal del paciente.

Los resultados anormales serán aquellos en que se registre el tipo y cantidad de parásitos, además de ciertas anomalías en las características de la materia fecal, como puede ser la presencia de sangre o moco, la falta de consistencia que pueden deberse a la infección intestinal, o a otros factores como la inadecuada manera de masticación, mala digestión y el tipo de alimentación.

Por otro lado, es importante tomar en cuenta estás características en la materia fecal de pequeño:

  • Forma y consistencia.
  • Cantidad y frecuencia (dato obtenido por medio de interrogatorio previo).
  • Presencia de sangre.
  • Color.
  • Presencia de moco.
  • Olor.

 

Fuente: Salud y medicinas 

A %d blogueros les gusta esto: